Preguntas Frecuentes, Condiciones y Consejos


La obesidad ha dejado de ser considerada como un problema estético. En los últimos años ha comenzado a reconocerse como una enfermedad crónica que se caracteriza por una acumulación en exceso de tejido graso en el organismo.
Este aumento es producido por un desequilibrio entre el consumo de calorías y el gasto de energía del organismo durante un tiempo prolongado. Esta acumulación grasa da origen a la enfermedad llamada Obesidad; la que cuando llega a ser extrema o avanzada trae serios trastornos a la salud, además de ser discapacitante física, psíquica y socialmente.

La mayoría de los casos de obesidad son de origen multifactorial. Sin embargo, los factores ambientales entre los que se destacan tanto el aumento de la ingesta de alimento como la reducción de la actividad física, son los que causan la obesidad exógena o por sobrealimentación y constituyen la principal causa.
Existen otros múltiples factores propios del paciente como los genéticos, endocrinológicos y metabólicos.
Una vez establecida la obesidad, una de sus características principales es su cronicidad. En la persona obesa, el sistema metabólico se adapta a un punto de equilibrio diferente a la de cualquier persona no obesa por lo que aunque se logre bajar de peso, permanece una tendencia por lo que el peso perdido se recupera fácilmente.
Para alterar esto es necesario cambiar, y adaptarse a una nueva conducta de vida, teniendo una vida más activa y saludable de forma sostenida en el tiempo.

Por lo general se define a la Obesidad Mórbida como la condición de tener un índice de masa corporal superior a 40 o superior a 35 si coexisten al menos dos comorbilidades; o cuando la persona tiene 45 kilogramos de más por encima de su peso corporal ideal.
Es una enfermedad crónica, que se instala en forma permanente en un largo periodo de tiempo a través del cual van apareciendo sus síntomas y complicaciones físicas, sociales, psicológicas y económicas.
La peor complicación de la obesidad mórbida es que acorta la esperanza de vida. El riesgo de muerte por diabetes o enfermedad cardiovascular es de 5 a 7 veces mayor. Numerosos estudios han demostrado que el 95-98% de las personas que sufren obesidad mórbida fracasan en bajar de peso y mantener el descenso a largo plazo.
La obesidad mórbida es una enfermedad grave y se la debe tratar como tal.

Se llama obesidad Obesidad Mórbida porque ataca prácticamente a todos los órganos del cuerpo, provocando serias e invalidantes enfermedades.
Éstas enfermedades son curadas o mejoradas luego de la Cirugía Bariátrica.

El paso más importante que usted debe dar al elegir una cirugía de reducción de peso es conseguir toda la información que necesita sobre las diferentes alternativas quirúrgicas. El Dr. E.Fernandez y el equipo médico del CRQO, constituyen su mejor fuente de información acerca del procedimiento recomendado. Cuando haga una pregunta, asegúrese de entiender la respuesta. No dude en pedir una explicación más clara y en lenguaje más sencillo. La decisión de someterse a un procedimiento quirúrgico de reducción de peso es seria y que requiere que usted está debidamente informado. El equipo de Cirugía Bariátrica puede ofrecerle nombres de otros pacientes que se hayan sometido a procedimientos similares y que están dispuestos a comentar con usted sobre sus experiencias, bien hayan sido buenas o malas.
Durante las primeras cuatro semanas deberá seguir una dieta necesaria para adaptar el organismo a la cirugía.En ese mismo período no deberá levantar pesos, pudiendo retomar luego una actividad normal.

IMC y Riesgos para la Salud
Rango IMC Talla Riesgo
18.5 - 24.9 Normal Promedio
25.0 - 29.9 Sobrepeso Aumentado
30.0 - 34.9 Obesidad
clase I
Moderado
35.0 - 39.9 Obesidad
Mórbida
clase II
Alto
40.0 - 49.9 Obesidad
mórbida
clase III
Muy Alto
50 o más Super
obesidad
Extremo
Calcular IMC

Peso (kg)

Altura (m)

Resultado


IMC=[kg]/[m2]